Sin categoría

Retirar Amianto: normas que lo regulan

retirar amianto

El Amianto, también conocido como asbesto o uralita, es un mineral fibroso, altamente nocivo para la salud; se ha conocido que al pasar de los años, la fibrilla se desprende y puede ser inhalada, provocando enfermedades como cáncer, placas pleurales, mesotelioma o asbestosis. Por esto, surgen normativas legales y ambientales indispensables para retirar amianto.

La desinstalación de estos paneles, en España, se le da el nombre de desamiantado, y se debe llevar a cabo bajo dos normas: Una es la que contiene el Real Decreto 396/2006 de 31 de marzo y la otra es Directiva 2009/148/CE del Parlamento Europeo y del Consejo.

Estas dos normas que regulan la eliminación de estas placas de fibrocemento con amianto, son estrictas en cuanto a la seguridad de los trabajadores y de las personas cercanas al lugar de la actividad. Algunas medidas establecidas en ellas son:

  • Análisis de concentración de fibras en el aire
  • Señalar y delimitar la zona
  • Uso de equipos apropiados
  • Aislamiento del lugar
  • Manipular el material en mojado para minimizar el desprendimiento de fibras
  • Retiro adecuado de los elementos
  • Encapsular los residuos
  • Transporte de residuos a un vertedero controlado específico
  • Limpieza de toda el área con aspiradores adecuados
  • Luego de finalizar, los trabajadores deben retirarse los trajes en un sitio apropiado (cabinas)
  • Disponer de vertederos o depósitos de seguridad especiales

A pesar de que su uso fue prohibido hace ya varios años, en diferentes países (en España, en el 2002),  todavía podemos encontrar amianto en lugares públicos vulnerables como, colegios, hospitales, cuarteles, cárceles, galerías, u otros sitios públicos.

Además  existen diversos tipos de materiales que se elaboraban con amianto (pinturas, cartón, sellantes, fibrocemento, material para pavimentos, y otros) y que demandan reparar o retirar estos elementos.

En forma general, se recomienda no reparar, sino reemplazar completamente estas estructuras, por elementos no tóxicos. Así mismo, es necesario  tomar las precauciones para dicho reemplazo, que en algunos casos suele ser caro, y difícil de ejecutar; entonces se recomienda pintar la superficie de estas estructuras o cubrirlas con poliuretano, para minimizar el riesgo de desprendimiento de las fibrillas del mineral nocivo.

En la actualidad existen empresas especializadas y con los permisos requeridos para este tipo de procedimientos, que cumplen con las normativas legales y ambientales vigentes en este aspecto, que hoy en día son las recomendadas para la remoción de estos materiales tóxicos.

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s